Contacto
Redes Libre

Hemos acabado la semana del Clásico, esa semana en la que se acaba hasta las narices de Real Madrid y Barcelona tras varios días de noticias de todo lo concerniente a ello. Por suerte pudimos ver un buen partido de un gran equipo de fútbol, y otro muy malo de otro gran equipo de fútbol, y además sorpresas finales como la del Betis, goles tontos, derrotas dolorosas… Fútbol.

Empecemos por el Clásico, no queda otra. El titular es: El Barça le da un repaso al Madrid en el Bernabeu. Tal cual, y mira que prometía bien para los blancos el partido cuando Karim Benzema adelantaba a los suyos con un gol en el minuto 1, con toda la suerte del mundo y con la ayuda inestimable de Victor Valdés, que ayer a poco que el Madrid hubiera tirado le habrían metido unos cuantos, pero eso no ocurrió. 1-3, eso sí ocurrió.

El equipo de Mourinho, atascado, fue incapaz de hilvanar tres pases seguidos, de hacer una jugada decente. Benzema buscaba el balón sin suerte, Cristiano Ronaldo jugó posiblemente el peor partido que se le recuerda, Özil sigue desaparecido, Di María se perdía en las carreras defensivas… si hasta Xabi Alonso estaba fallón. Sólo cabe destacar ayer a los dos franceses, Lass y Benzema, los demás, suspensos, también Casillas que reaccionó a cámara lenta en el segundo gol culé (tiro de Xavi desviado tras golpear en la espalda de Marcelo), a la postre el peso que destrozó la moral blanca. El Barça en cambio se repuso pronto al rápido gol merengue, no perdió el orden, aprovechó el desorden táctico de Coentrao para dar rienda suelta a Iniesta y esperó el fallo. Y llegó, Messi hizo de las suyas y sirvió un gran pase en carrera a Alexis, y si algo sabe hacer “el Ninja” es correr, remató a puerta y con las mallas dio. Del segundo ya hemos hablado, infortunio y lentitud. El tercero fue un precioso gol de Cesc (suplente el sábado) tras gran centro de Dani Alves, que aprovechó el desconcierto de los laterales blancos ayer. Inoperancia vs reacción, eso es lo que se me viene a la cabeza. Ayer Guardiola dio con la tecla en la alineación y cambios y Mourinho, todo lo contrario.

Otra de las machadas de la jornada fue la que protagonizó el Betis en el Benito Villamarín frente al Valencia (2-1), aún un poco tocado por su eliminación en Champions. Tuvo que ser Dorado en propia meta el que hizo subir un tanto al marcador ché, y no fue hasta el minuto 91, y después el 94, cuando el canarión Rubén Castro metiera dos goles que le dieran los tres puntos a los verdiblancos (como le gusta a este chico meter goles en el descuento). Esto da aire a Pepe Mel, que falta le hacía, y deja al Valencia a 7 puntos de los líderes (el FC Barcelona con un partido más).

El otro equipo de Valencia, el Levante, está volviendo por sus fueros, tras el pequeño bajón que le dio durante las últimas semanas y ganó en casa al Sevilla (1-0) con el gol más tonto que creo que hayan visto mis ojos jamás. Negredo y Varas no se aclaran sobre quien coge el balón sobre la línea tras un rechace (evidentemente, siempre el portero, señor Negredo) y Nano, que pasaba por allí, se aprovecha del desconcierto y lo empuja dentro. Puede que el Levante sea un rival final para el Sevilla por lo que no deberían perder esos puntos.

Otro que no puede permitirse fallar y menos con 10 puntos en 16 partidos es el Zaragoza, que perdió 0-1 contra el Mallorca en La Romareda, lo que hizo que su público estallara y se plantara frente a todos: directiva, técnicos y jugadores. No van a tolerar ni una más, y no me extraña, porque parece que no juegan a nada a orillas del Ebro. Sólo ver la pasividad que demuestran en el gol de Víctor es más que suficiente para darse cuenta de que algo pasa en la ciudad del viento.

Otro final de infarto fue el que se vivió en La Catedral, en San Mamés (1-1). El Athletic se adelantaba en el marcador en un partido rácano a falta de 10 minutos para la finalización, obrando así el tanto de Aurtenetxe, pero el Racing de Santander aguardó hasta el 92 para empatar el partido con un gol de Álvaro tras remate en jugada a balón parada, mal defendida por los leones. Una pena, porque estaban en línea ascendente los de Bielsa, pero el Racing necesita todos los puntos que pueda conseguir, aunque sea 1.

En la parte de abajo de la tabla sigue habiendo movimientos y seguimos sin ver una constante. Por un lado, el Sporting de Gijón se niega a seguir perdiendo y venció al Rayo Vallecano en Madrid (1-3), lo cual, no es nada fácil, como llevan demostrando los franjirrojos todo el año. Pues fue un repaso de los asturianos. Primero Barral y luego Nacho Novo, por dos veces, fueron los que perforaron la red de los de Sandoval, para terminar maquillando Michu el marcador con un gol en las postrimerías del encuentro.

En otro partido jugado en la Comunidad de Madrid, el Granada nada pudo hacer contra el Getafe, que ganó 1-o con bastante comodidad en un partido más aburrido de lo que acostumbraban los últimos partidos de los nazaríes. Fue Casquero el que dio al traste con las ganas del equipo de Fabri y que les devuelve a una realidad más gris de la que recordaban el último mes.

Hubo otros dos empates en la jornada, primero el del Villarreal-Real Sociedad (1-1), en un partido que sólo animó la expulsión por doble amarilla de Elustondo hizo que el submarino amarillo pudiera reaccionar al tempranero gol txuriurdin de Aranburu, empatando posteriormente gracias a Marco Ruben. El otro fue el Málaga contra Osasuna, también 1-1, en el que ni malagueños ni rojillos brillaron, tan sólo Isco en el caso de los primeros. Un fallo de la defensa blanquiazul permitió el gol de Ibrahima, y con sangre, sudor y lágrimas fueron capaces de empatar con gol de Juanmi.

Tan sólo nos queda ya el partido más postrero de la jornada, en el que el Espanyol vapuleó al Atlético de Madrid por 4-2. A los 20 minutos de juego ya iban ganando 3-0, gracias a los goles de Verdú (2) y Romaric. Después Falcao recortaría distancias, pero sólo para que Sergio García terminara de rematar la faena, aunque tuvo tiempo de maquillar el marcador el equipo del Manzanares, gracias a un gol de Arda Turan. Lo diré y lo repetiré cuantas veces hagan falta: Manzano no es entrenador para el Atlético de Madrid en mi opinión y me está dando la razón semana tras semana.

Una jornada más, una jornada menos. Y por cierto, hoy tenemos un magnífico ChelseaManchester City para el que le haya sabido a poco la jornada. ¡Disfrutadlo!

 

 

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>